Menu
Menu

Burro enano (Equus africanus asinus)

HISTORIA

Los burros Miniatura son una raza de asnos originarios del mediterráneo, sobre todo ésta raza existía en las islas mediterráneas tales como Cerdeña, Córcega, Sicilia, Malta, Menorca, … y no se sabe con exactitud hasta donde se extendió, lo que si que es cierto es que hoy día es casi imposible de encontrar en sus lugares de origen, excepto en algunas reservas que existen para tal fin.

Antiguamente eran utilizados para transportar el agua de los pozos y suministrar agua a las aldeas en las montañas de los pastores. Ahora, casi extinguido en su tierra natal, han pasado a ser una popular mascota de los EE.UU., especialmente en los estados del sur. Aproximadamente 500 han sido importados al Reino Unido desde América del Norte y se están convirtiendo en mascotas muy popular en Gran Bretaña y poco a poco están llegando al resto de Europa.

El más común es de color gris con chocolate. Otros colores son marrón, negro, gris pizarra, acedera, manchadas y crema, pio, albino, etc. En el árbol genealógico de muchos de estos animales se han registrado hasta 400 antepasados, que se remontan hasta 1929, cuando las importaciones procedentes de Cerdeña llegaron a los EE.UU. y se importaron por Robert Green, un agente de bolsa de Nueva York y los llevo a su propia granja en Nueva Jersey.

 

Sr Green dijo, «Los burros miniatura poseen la naturaleza de un afectuoso Terranova, la renuncia de una vaca, la durabilidad de una mula, el valor de un tigre, y la capacidad intelectual sólo ligeramente inferior a la del hombre.»

 

Casi todos los burros miniatura mediterráneo en América del Norte son originarios de esos y otras importaciones posteriores.

 

Si usted desea comprar un verdadero  burro miniatura mediterráneo es importante adquirir un burro con pedigrí.

Burro enano (2)

ALIMENTACIÓN

Los burros son originarios de las regiones desérticas del mundo, esto hace que el aparato digestivo sea muy rustico por ello las necesidades nutricionales son mucho menores que las de un caballo o un poni. Los burros miniatura requieren poca o ninguna alimentación durante los meses de verano si están en pastoreo.

Lo que nunca debe faltarles es la paja en sus establos para proporcionar forraje y es importante proporcionarles un compuesto de minerales para que ellos puedan lamer siempre que lo necesiten. Además de estos minerales nunca debe de faltarles agua limpia a voluntad. Durante los meses de invierno, además de la paja se debe de aportar una dosis diaria de cereal no debiéndose hacer si el burro tiene una buena condición corporal o administrarlo en muy pequeña cantidad.

CUIDADOS

El burro miniatura al igual que sus congéneres necesita unos cuidados mínimos, alimentación, esquileo, aseo de los cascos, vacunas, desparasitaciones, etc.. estos preciosos burritos, si se tienen en un lugar con suficiente espacio para poder correr y hacer ejercicio, no necesitan mas cuidados que la comida y el agua y así, cuando estemos con ellos disfrutaremos enormemente de su compañía. El espacio mínimo necesario para tener un burrito miniatura debe ser a partir de los 80 metros cuadrados, donde tendrán una pequeña zona techada para darles cobijo y tener el alimento resguardado de las inclemencias atmosféricas.

 

REPRODUCCIÓN

 

Los burros miniatura mediterráneo, al igual que con todas las razas de burro, tienen un período de gestación de entre 11-13 meses y casi sin excepción tienen un única descendencia. La hembra no debe ser cubierta hasta que tenga tres años, (3 y medio mejor). Antes de 3 años aún están creciendo y en el desarrollo de sí mismos pueden ser física y mentalmente inmaduros. La vida útil de una miniatura es de 35 años, así que hay tiempo suficiente para convertirse en un progenitor. Las hembras requerirán espacio un par de semanas antes del parto y, por supuesto, el establo debe limpiarse a fondo para estar listo para el nacimiento. La mayoría de las burras miniaturas son muy buenas madres y por lo general no requieren ninguna ayuda para el parto (hembras muy pequeñas, por debajo de 30″ pueden tener problemas de parto y podrían requerir atención veterinaria).

El burrito debe mamar de pie y en las dos horas primeras se debe tener cuidado si el clima es frío, secar al burrito y hacer un profundo lecho de paja seca. El potro tendrá que dormir con frecuencia, sin embargo, si el clima es cálido y soleado el potro disfrutará de su entorno con curiosidad en las horas siguientes a su nacimiento.